El otro guardaespaldas: genial para desconectar un sábado por la tarde

¡Hola, hola, lectores! El sábado mi chico y yo vimos El otro guardaespaldas, una película dirigida por Patrick Hughes y protagonizada por los geniales Ryan Reynolds, Samuel L. Jackson y Gary Oldman. Nos apetecía ver algo que nos hiciera reír, desconectar y pasar un buen rato. ¿Queréis saber si El otro guardaespaldas logró hacerlo? Pues os animo a que leáis la reseña entera. 
Sinopsis
El mejor agente de protección del mundo tiene un nuevo cliente: un asesino a sueldo con quien se ha enfrentado en otras ocasiones de su pasado. Por eso se odian mutuamente. Sin embargo, ahora el guardaespaldas tendrá que colaborar con este criminal para lograr, en tan solo 24h, testificar en contra de un peligroso dictador de Europa del este, quien intentará acabar con sus vidas por todos los medios. (Sinopsis sacada de Sensacine). 
Opinión Personal
Entonces, ¿logró divertirnos y hacernos desconectar? Totalmente sí. El otro guardaespaldas es una película de acción graciosa, con diálogos entretenidos y escenas disparatadas que nos sacaron un montón de risas. Ryan Reynolds y Samuel L Jackson forman un dúo chistoso y ocurrente. Por ellos, las dos horas que dura la película se nos pasaron volando y nos quedamos con ganas de más. 

Nos resultó genial que el camino de Michael Bryce, el mejor agente de protección del mundo (y el más famoso de todos) se cruzara con el de Darius Kincaid, el sicario más peligroso y con el que ya se había enfrentado más veces en su pasado. Ahora tiene que protegerle para conseguir desenmascarar al temible y cruel dictador de Europa del Este Vladislav Dukhovich (Gary Oldman),  

El corazón del Michael late por la agente Amelia Roussel (Élodie Young) aunque le cueste muchísimo reconocerlo. Y a Darius lo único que le importa es sacar de la cárcel a Sonia Kincaid, su querida y alocada esposa (Salma Hayek). Personalmente, nos gustó más el papel que interpreta la última actriz: muy muy divertido, ameno y disparatado. 

¿Qué decir de Gary Oldman? Nos convenció totalmente como malo malísimo haciendo de un sanguinario dictador de Europa del Este. Creo que consigue meterse genial en su papel (como en casi todos) y transmite bastante bien la crueldad y la maldad. Vamos, que en la primera escena que sale ya sabes que le vas a odiar con todas tus fuerzas por las cosas que hace. 

Eso sí. Tengo que avisaros de algo que nos pasó a nosotros al ver la película. Cuando salen Samuel L. Jackson y Ryan Reynolds juntos nos dio la sensación en bastantes ocasiones que estábamos viendo a Nick Furia y Deadpool, cosa que nos resultó muy graciosa y bastante divertido. ¿Os imagináis lo disparatado que puede llegar a ser? 

El final puede ser algo previsible pero si queréis ver una película de acción con muchos toques de humor, situaciones disparatadas y personajes que seguro os harán reír... El otro guardaespaldas es una apuesta genial para ese sábado por la tarde que os queráis relajar y desconectar un rato. A mí gustó bastante y no suelen gustarme las películas de tiros, persecuciones y agentes. 

No hay comentarios