The Good Place: una serie fresca y divertida muy auténtica

¡Muy buenas, súper lectores! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! Hoy os traigo una reseña de una serie de Netflix que está pegando fuerte y que por lo general está sacando sonrisas a todos aquellos que la ven. Se trata de The Good Place. ¿Os animáis a leer que me ha parecido a mí? ¡Pues vamos a por ello! ¡Let's go!

Eleanor Shellstrop (Kristel Bell) se despierta en una sala totalmente sola. Delante de ella, hay una puerta que es abierta por Michael (Ted Danson) un extraño y sonriente hombre que descubre a Eleanor que ha fallecido y que se encuentra en el Lado Bueno del Más Allá. Pero, ¿cómo es posible que ella esté en el Lado Bueno si no ha tenido una vida destacada en la Tierra? Jamás ha ayudado a alguien y sus amigos siempre le decían que era una egoísta y una manipuladora. 

En su nuevo hogar, Eleanor conocerá a Chidi (William Jackson), un experto profesor de ética con una moral intachable, a Tahani (Jameela Jamil), una preciosa recaudadora de fondos para las personas más necesitadas, a Jianyu (Many Jacinto) un monje budista (con muchas sorpresas) y a Janet (D'Arcy Carden), una especie de maquina con aspecto humano capaz de satisfacer todos los deseos de las personas que viven en El Lado Bueno. 

Para que os hagáis una idea, El Lado Bueno, es el lugar idílico donde van todas las personas buenas tras morir. Allí practican sus aficiones, descansan en paz y tienen un alma gemela que les acompañará para toda la eternidad. Y como recién llegada, Eleanor también tiene  su alma gemela para no sentirse sola. Y ese es Chidi, el profesor de ética que mencionaba antes y con el que compartirá su mayor secreto. Pero, ¿cuál será ese secreto? ¡Para eso tenéis que ver la serie, lectores!

Lo que sí os puedo decir es que cada capítulo de The Good Place nos hace reflexionar. Pero reflexionar de manera amable, divertida, ligera y entre muchas risas. La serie nos enseña el valor de ayudar a los demás sin pedir nada a cambio y de la amistad,  nos hace pensar en nosotros mismos y en nuestras virtudes y defectos. También (o al menos a mí me transmitió eso) nos deja un claro mensaje de: "si no te sientes bien contigo mismo, cámbialo antes de que sea tarde y te arrepientas". 

Sí, es una serie cómica y divertida pero con un gran mensaje según va avanzando la historia. ¿Qué os puedo decir de los personajes? Pues que son geniales. De los protagonistas a mí me encantan todos aunque si tendría que escoger a uno me quedaría con Michael porque es el que más me ha sorprendido sin lugar a dudas. Eso sí, Kristel Bell en su papel de Eleanor está mucho más que fantástica y ha conseguido sacarme un montón de risas. 

Si os animáis a verla, quizás los dos primeros capítulos os parezcan un tanto absurdos y flojillos. Pero para nada es así. No os rindáis con The Good Places y darle una oportunidad. Estoy convencida de que os va a gustar y que os dejará un buen sabor de boca. Además, cada episodio solo dura veinte minutos. Lo podéis ver tranquilamente a la hora de comer o de cenar. 

Y ahora, os hago una pregunta: ¿vosotros estáis haciendo cosas buenas en vuestra vida? ¡Nos vemos en la próxima reseña, súper lectores! :) 


5 comentarios

  1. No tengo Netfix a si que de momento no podré verla. Curiosa manera de llamar al cielo el lado bueno ( the good place). De primera un lugar donde todos son buenos, amables, no parece muy animada con un profesor de ética, de moral intachable y un moje budista no parecen los compañeros ideales para reirse... pero quizás ahí este lo bueno de la serie sacar el lado cómico y amble de una situación que a priori no lo parecería.
    Eleanor Shellstrop será la ponga la sal a la serie imagino, y lo que más rabia me da es que como no tengo Netfix me voy a quedar sin saber el secreto :(
    En cuanto a mi, que se yo si hago cosas buenas o no, procuro hacerlas, no creo ser mala persona... pero igual alguien tiene un punto de vista diferente, habrá que esperar al final a ver si me mandan al lado bueno o al malo... jajaja, pero para entonces ya será tarde.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Muchas gracias por la recomendación. No había oído hablar de esta serie y siempre estoy buscando cosas nuevas que ver. Además está genial que sea de capítulos cortitos (ya sabes, para cuando se te hace tarde por la noche pero todavía quieres ver algo antes de irte a dormir...) En cuanto a la pregunta final, estoy segura de que podría hacer más... Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!

    La verdad es que tienes una manera de reseñar las series de televisión que dan ganas de salir corriendo a verla.
    No he visto esta serie, pues hija mía dispongo de tan poco tiempo, que cuando estoy un poco libre lo que deseo es dormir y hacer curas de sueño.
    Pero volviendo a la serie me ha gustado que tenga un foto positivo, pues ya está bien de tanta violencia. Es verdad que el mundo no es perfecto y no siempre estamos rodeados de gente buena, ¡Ojalá!
    Me apunto la serie para ver si más adelante la puedo y ya te contaré si me gusta tanto como a ti. ¡Gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  4. Como no quiero engancharme a Netflix, ni siquiera me sonaba la serie the good place. Aunque a uno de los protas sí que le conozco por CSI.
    Me parece curiosa esta forma de plantearse el más allá, con una nueva vida en la que solo caben las personas buenas y sus hobbies. Se ve un panorama variopinto, que seguro que será curioso descubrir cómo encajan estos personajes.
    Y respondiendo a tu pregunta, sí, hago cosas buenas, aunque muchos no lo sepan apreciar. ¡Qué se le va a hacer! Bss.

    ResponderEliminar
  5. Hola Mel, yo no tengo Netflix no quiero que me enganche aunque soy de poca tele pero las series me pirran.
    No he escuchado nada sobre The Good Place pero me parece un argumento interesante, aunque me parece bastante soso para mi gusto creo que si la hicieran del lado malo jajajaja me interesaría más.
    Es curioso pero no nos damos cuenta de las cosas buenas que hacemos y a veces no sólo a nivel bondad tenemos una percepción muy baja de nosotros.
    Como debe molar que te manden a un sitio a hacer lo que te gusta de buen rollo yq ue te encuentren un alma gemela, aunque no sé preferiría elegirla pero ahí debe estar parte de la gracia del argumento.
    Lo que preguntas... yo intento hacer cosas buenas o al menos no hacer malas, tampoco me desvivo mucho porque prefieroq ue salgan solas.
    Un abrazote y gracias por la recomendación

    ResponderEliminar