Pequeñas coincidencias: la mejor comedia romántica española para ver en verano

¡Hola hola! ¿Estáis deseando que llegue ya el verano y las vacaciones? Hoy os traigo mi opinión de una serie romántica muy muy divertida que es ideal para ver en las noches de buen tiempo (o cuando queráis vaya). Se llama Pequeñas coincidencias, es española y si estáis interesados la podéis ver en Amazon Prime Video. ¿Os animáis a seguir leyendo?

Seguramente os quedéis muy locos con lo que os voy a contar, pero mi chico y yo descubrimos el lunes que teníamos Amazon Prime Vídeo. Parece ser que a mi novio se le iluminó la bombilla ese día y dijo: oye, nosotros estamos pagando Amazon Prime... ¡entonces tenemos Amazon Prime Video! y me dejó escoger la primera serie que veíamos. Obviamente, elegí una comedia romántica. :D

Sinopsis
Pequeñas coincidencias es la historia de una pareja que aún no se conoce, intentando encontrarse el uno al otro; intentando buscar desesperadamente a esa otra persona que le dé amor mientras viven rodeados de un universo de personajes que orbitan a su alrededor. (FILMAFFINITY)

Opinión Personal
Pequeñas coincidencias nos cuenta la historia de Marta (Marta Hazas) y Javier (Javier Veiga). Ella es una talentosa diseñadora de vestidos de novia que acaba de abrir una boutique con su socio y mejor amigo Giovanni (Juan López-Tagle). Él es un famoso y rico crítico gastronómico que vive con Nacho, su hermano pequeño, divorciado, con un hijo y sin trabajo (Juan Ibáñez).

A pesar de llevar cinco años con su novio, Marta decide dejarlo porque ya no siente lo mismo. Además, acaba de decidir algo increíblemente importante para su vida: que quiere ser madre y su pareja no está muy convencido de serlo. Javier no quiere ninguna relación estable y huye completamente de los compromisos. Hasta que...inesperadamente, su instinto paternal florece.

A partir de ese momento, ambos emprenden una búsqueda activa del hombre y de la mujer de su vida para formar una familia y sentar la cabeza definitivamente. ¿Cuál es el problema? Que lo que creían que sería una misión sencilla se convierte en algo bastante complicado y casi imposible. Los dos tienen bastantes citas pero en ninguna salta la chispa que debería saltar. 


¿Qué pasará cuando Marta y Javier se encuentren por primera vez? Que vendrán las pequeñas coincidencias. ¿Y sabéis qué? Desde el primer momento, se llevan bastante mal (o al menos eso quieren pensar ellos). Al fin y al cabo, él es un pedante y arrogante crítico gastronómico y ella aparentemente una pija redomada. Pero... está claro que ambos son mucho muchísimo más. 

Marta y Javier no estarán solos. Como buena comedia romántica, cuentan con muchos amigos locos y divertidos, familiares que nos sacarán muchísimas carcajadas, como por ejemplo Joaquín, el padre de Marta que parece tener un corazón de hielo (aunque en el fondo es un cacho de pan) interpretado por Mariano Peña y un perro que estoy segura, os robará el corazón desde el principio. 

Los capítulos de Pequeñas coincidencias duran alrededor de 45 y 55 minutos y la temporada se compone de ocho. Aunque de primeras creáis que pueden ser bastante largos, la realidad es bastante diferente. Son capítulos frescos, amenos y que pasan volando. Yo por lo menos he agradecido mucho muchísimo la duración. 


En bastantes ocasiones me pareció estar inspirada en Love Actually (la comedia romántica por excelencia, al menos para mí) y en Hitch (la divertida comedia romántica que protagonizan Eva Mendes y Will Smith) aunque creo que tiene muchísimas pinceladas de más películas del genero. ¡Es como si fuese un popurrí romántico increíblemente genial! 

Marta Hazas y Javier Veiga están geniales. Tienen una química entre ellos que saben transmitir muy muy bien al espectador. Y están muy bien arropados por los personajes secundarios que tienen un papel muy pero que muy importante en la historia. Pequeñas coincidencias es una comedia muy real y con interpretaciones auténticas y muy naturales. 

Además, hay algo que me ha fascinado muchísimo de la serie: ver cómo todos los personajes (incluidos los secundarios) van evolucionando, cambiando y encontrándose nuevos retos por el camino que no esperaban.  Es como si en cada capítulo hicieran un viaje interior para descubrirse de nuevo y eso me ha encantado. 

Ahora que viene el verano, Pequeñas coincidencias me parece la serie perfecta para ver en esas noches tan tan calurosas que están a punto de llegar. Además, si os gustan las comedias románticas con enredos, personajes naturales, auténticos, reales y sobre todo, muy divertidas y amenas, os animo a que le deis una oportunidad a esta serie. ¡Creo que os va a gustar!

1 comentario