Si tiene que ser, de Irene Ferb: encantadora y romántica de principio a fin

Hello, lovers! Hoy por fin os traigo una nueva reseña. Ayer terminé de leer Si tiene que ser, de Irene Ferb y no podía esperar a escribir la reseña de esta divertida, tierna y romántica novela. Reconozco que es el primer libro que leo de la autora, pero está claro que no será el último. De hecho, ya tengo fichados algunos más. ¿Os animáis a descubrir un poquito más de Si tiene que ser? Let's go!

Sinopsis
¿Quién es el médico que más liga en el hospital? ¿Quién se lleva a todas de calle, pero solo se las lleva para una noche? ¿Quién se queda atrapado en el ascensor con la mujer más impresionante que ha visto jamás? Lucas.

¿Será posible que Lucas encuentre a la chica del ascensor desconocida con la que sueña desde que sus miradas se cruzaron cerca de tres segundos? Ella, la única mujer que le ha acelerado el pulso.

¿Será posible que el amable y considerado Doctor Daniel se atreva a declararse a su vecina, el amor de toda su vida? Su inseparable amiga desde tiempos de pañal.

¿No será posible que Dafne conquiste al mejor amigo de su hermano aunque use todas sus armas?

Y Denís continuará con la relación tormentosa y secreta que mantiene con su jefe casado? ¿Será? ¿No será?

Tal vez encuentres una lección de vida entre estas páginas, o tal vez no, tendrás que descubrirlo. Quizás así aprendas que el destino es caprichoso y nos envía señales, ¿sabrán leerlas?

Diviértete mientras buscas la respuesta.

Opinión Personal
Una de las muchas cosas que me ha gustado de Irene Ferb es la facilidad que tiene de acercar los personajes al lector. En mi caso, enseguida me encariñé de Lucas, Dani, Dafne y Denís. Son personajes tan reales, auténticos y naturales que me ha sido imposible no quererlos desde el minuto uno. 

Lucas, es un médico residente incapaz de tener una relación más allá de una noche con una mujer. Por eso tiene la fama de mujeriego en el hospital donde trabaja, y él lo reconoce abiertamente. Eso sí, es muy amigo de sus amigos y le encanta su familia. El destino, trastocará todos los planes y las creencias de Lucas poniendo delante de él a una preciosa chica que no puede quitarse de la cabeza

Dani es el mejor amigo de Lucas, pero no tienen nada que ver. Son dos polos opuestos. Dani suspira cada día por su vecina y amiga de la infancia, aunque nunca se atreve a decirle lo que siente por miedo a que le rechace. A diferencia de su amigo, es responsable, cauto, tranquilo y vive la medicina de una manera más empática que Lucas, al menos en un principio. :p

Dafne, la hermana del conquistador Lucas, es una diseñadora en potencia con muchísimo talento por enseñar. Es divertida, tierna, enérgica, atrevida y extrovertida. Y... a pesar de que Dani, el mejor amigo de su hermano, no sienta nada por ella y él esté enamorado de su vecina, ella no deja de luchar con todas sus fuerzas por él. ¿Y si Dani está totalmente cegado por un amor no correspondido? 

Y Denís... Denís es un fantástico abogado que mantiene una tormentosa relación con su jefe, que para más inri, como habéis leído en la sinopsis, está casado. Denís es la positividad y el optimismo en persona. Además, tiene un hermano bastante mujeriego y arrebatador... ¡el mismísimo Lucas que le sacará en más de una ocasión de sus casillas! 

Seguramente, os estaréis preguntando... ¿y la chica desconocida del ascensor con la que se encuentra y ha dejado loquito de amor al hombre más mujeriego del hospital? ¡Para eso tenéis que leer la novela! Os aseguro de verdad que vale muchísimo la pena. Si tiene que ser me ha regalado unos días de lectura increíblemente especiales. 

Está claro que Irene Ferb hace magia cuando escribe. Tiene una pluma amena, fresca, tierna, romántica y muy muy divertida. Ha conseguido sacarme carcajadas en bastantes ocasiones con las desventuras y aventuras de mis queridos protagonistas. Los personajes que ha creado con tanto amor (porque se nota) y llenos de sentimientos, me han tocado el corazón. 

Para mí, Si tiene que ser es una novela optimista, llena de autenticidad, naturalidad, emociones, amistad y romanticismo. Una historia que nos enseña que estar perdidos en la vida no tiene que ser algo malo si lo convertimos en una oportunidad de crecimiento, superación y autoconocimiento. Quizás, esa inseguridad y confusión nos ayude a probar experiencias nuevas que merecen la pena. 

El libro cuenta con unos diálogos muy muy ágiles, frescos, amenos y en muchos casos desternillantes. Eso sí, os aviso que Irene también os sacará miles de suspiros con los personajes. Es curioso, cuando terminé la novela, lo primero que me dije a mí misma fue lo siguiente: ¡cómo me molaría que adaptaran Si tiene que ser a la televisión! ¡Tiene que ser un puntazo! 

En fin, si estáis buscando un libro romántico, divertido, tierno y con lecciones de vida que marcarán vuestros días... ¡Si tiene que ser es vuestra próxima lectura! Tenéis que hacerme caso y conocer por vuestros medios a Lucas, Dafne, Lucas y Denís. ¡Yo ya les tengo guardados en mi corazón para siempre!  

No hay comentarios