MODERN LOVE: geniales historias de amor y Nueva York de fondo

Hello, lovers! :) ¡Ya era hora de que volviera a escribir una reseña de una serie!  Como os estáis imaginando, hace unos días acabé Modern Love, la nueva serie romántica de Amazon Prime Video que cuenta con actuaciones de lujo. ¿Queréis saber mi opinión sobre la serie? ¡Pues entonces os invito a seguir leyendo! ¿Preparados? Let's go!

Cuando acabé de ver Modern Love tenía una sonrisa de oreja a oreja y una sensación de bienestar increíble. Es una serie romántica, sí, pero nos habla de diversos tipos de amor y de relaciones. No trata el típico argumento chica conoce a chico, se enamoran, se enfadan y se reconcilian. Modern Love es muchísimo más profunda y sensible que eso. 

De hecho, toca situaciones de la vida muy muy importantes y silenciadas desde un punto de vista dulce, divertido y positivo como puede ser la ansiedad, la depresión, las enfermedades mentales, la autoestima, el amor propio, las infidelidades, el amor adulto... Posiblemente, Modern Love no se parezca en nada a ninguna comedia romántica que hayáis visto antes, aunque merece mucho la pena.

Modern Love nos habla de diferentes clases de amor: el amor hacia los amigos, el amor hacia los padres, hacia los hijos, el amor adulto, el amor en la vejez o el amor hacia nosotros mismos. Cada capítulo (de media hora aproximadamente) desarrolla la historia de los personajes de una manera especial, tierna, profunda, auténtica y conclusiva.

Posiblemente, si os ha llamado la atención la serie ya sepáis que cuenta con interpretaciones de lujo. Tenemos a Anne Hathaway (Los Miserables, Guerra de Novias), Tina Fey (30 Rock) o Dev Patel (Slumdog Millionaire) entre otros muchos, y tengo que decir que absolutamente todas las interpretaciones son maravillosas, emotivas y que llegan al corazón. 

Admito que empecé a ver Modern Love por Anne Hathaway, una de mis actrices preferidas desde hace mucho tiempo, y tengo que decir que no me arrepentí ni un minuto. Anne brilla con luz propia en su episodio y transmite tantísimo con su mirada y con sus gestos que me pareció casi casi imposible apartar los ojos de la pantalla. Fabulosa, auténtica y natural. 

Nueva York es testigo de estas preciosas historias de personajes reales con los que se logra empatizar muy muy fácilmente. Personajes del día a día, con sus problemas, con sus dudas, inseguridades, con sus luchas, con sus miedos... Personajes que van avanzando, superando obstáculos y abriéndose nuevos caminos en la vida. 

Si estáis buscando una comedia romántica diferente, corta (cuenta solo con nueve capítulos), que os mantenga pegados al sofá y que os deje una sonrisa de oreja a oreja cuando termine.. ¡tenéis que verla sí o sí! Estoy casi segura de que cada historia os tocará el corazón y no os dejará indiferente. ¿A qué estáis esperando? 

No hay comentarios